Actividades, catas y charlas de la Mostra de Cuina Marinera 2015 de Villajoyosa

27 feb
la foto (6)

Una de las entradas del Menú de la Mostra de Cuina Marinera del año pasado del restaurante Casa Elordi

 

Un año más la Vila celebra su Mostra de Cuina Marinera del 06 al 15 de marzo. Han pasado ya 15 años desde que se creó por primera vez, cuando arrancó pensada en ensalzar la gastronomía local con menús de Top Chef de cuidada elaboración.

Hoy algunos continúan la apuesta por la Alta Cocina y los otros ensalzan el sabor del pescado fresco de la bahía con platos más tradicionales. Los restaurantes participantes son: Ca Marta, Casa Elordi, Club de Tenis, Club Náutico, El Drago, El Nautic, El tinterillo del Miramar, Emperador Hotel Montíboli, Hogar del Pescador, La Marina, Taverna El Posit, Tres14 Pinet y Zerca.

Todos ellos ofrecerán Menús especiales durante estos días, en los que además se sucederá un Programa de Actividades de la Mostra en las que puede participar quien lo desee. Entre ellos destaca la charla, el lunes 9 de marzo, de Productos Artesanos a a cargo de Juan Pastor, David Martínez y Luis Uribe, en el Aula Gastronómica; el Martes 10, charla “Els Sorbets Gelat i la Cuina de la Terra”, a cargo del heladero artesano Miguel Angel Verdú Gómez de Heladería Alboraya, a las 18 horas también en el Aula Gastronòmica;  jueves 12, la VI Edición del Concurso de Coctelería, en la modalidad de Gin Gonic, organizado por el pub T-CLASS junto con el IES Mediterrànea, el CdT ‘Domingo Devesa’ de Benidorm, el CdT ‘l’Alqueria del Duc’ de Gandia, el CdT de Alicante y el Ayuntamiento de La Vila Joiosa (en el citado pub a las 17.30 horas),y el viernes 13 la Mostra del Vi Mediterrani, con cata especial a las 18.30 horas en el aula a cargo de las bodegas Bocopa y después, a partir de las 20 horas, con Bodegas Fincal, cata y tapas por el Mercado.

La Mostra se despide el lunes 16 con su Comida de Clausura a cargo del chef David López del restaurante Ca Marta en el hotel Allon. Los Menús de la Mostra están AQUÍ

Transeúntes en Benidorm: viviendo como un pájaro

4 feb

vagabundo

Cuando le vi me llamó la atención. Sus manos estaban hinchadas y desgastadas, quemadas de tanto sol e intemperie. Con ellas trazaba unas líneas perfectas, con un lápiz de punta muy fina, creando grandes barcos sobre una lámina tan impoluta como sus zapatos nuevos. Su barba, sin embargo, era gris y algo anárquica. Bajo ella y unas gafas con las molduras pegadas con papel de celo estaba su rostro, oculto también tras una visera llena de restos de mil calles.

Era enero y llevaba viviendo en la calle, en Benidorm, desde hacía dos meses. Pero no era un vagabundo recién llegado a la intemperie. Era un transeúnte. Había dejado su fría residencia habitual, en una lejana ciudad de Francia, para venir a pasar el largo invierno al sur. Así me enteré de que hay personas que son como aves. Que por las circunstancias de la vida, terminan años migrando de norte a sur en busca de alimento y calor.

La conversación me caló por su historia, que remató con un: “No creí que podría pasarme a mi y aquí estoy, le puede pasar a cualquiera en una crisis…”; y me dejó sorprendida por la “ordenada” vida que me contó de los “sin techo” errantes. Así que tras despedirme, quedé la siguiente semana con el equipo de Cruz Roja Benidorm, que me confirmó que no sólo es una práctica generalizada la vida del transeúnte, sino que Benidorm es un “destino” para muchos, tanto de Europa como de Madrid o ciudades con menos actividad.

Según contó Yolanda, la trabajadora social que trabaja con ellos, llegan tras agotar todas las ayudas en su ciudad de origen. Muchos piensan que quizá en la urbe del Turismo encontrarán una oportunidad. “Lo dejan todo y llegan con lo justo para un mes, cuando no encuentran nada se quedan en la calle, y al final, a algunos, les tenemos que ayudar a comprar un billete de autobús para regresar a sus ciudades”. Llegan incluso matrimonios, dejando a los niños con los abuelos en su municipio natal, para encontrar un nuevo comienzo en Benidorm, una de las ciudades donde más feliz se vive, según las estadísticas de cierta aplicación.

Gracias a la informatización del sistema, los voluntarios tienen acceso a los cuadernos de bitácora de esas almas sin techo. Ven que han estado en la Cruz Roja de Madrid, de Murcia, de Alicante (donde hay albergue), de Villena… “Poca gente vive permanentemente en la calle en Benidorm, la mayoría llega de paso y luego se marcha”. Seguir leyendo

Avila en dos días: Más allá de la ruta de Santa Teresa

21 ene

En avila

Ávila huele a chuletón. Lo percibes incluso a las once de la mañana, la hora perfecta para empezar a recorrer las murallas de la ciudad que fundó Alcideo, hijo de Hércules, en el lugar donde vio posarse una bandada de palomas cuando regresaba de África. Pero las murallas se izaron mucho después que la leyenda, y mucho antes de lo que muchos creen.

Se levantaron en el siglo V, aunque en los siglos XIII y XIV se modificaron al estilo medieval (de aspecto semicircular). Hoy todos los restos de todas las civilizaciones que las han hecho grande pueden encontrarse si se mira con detenimiento. Y es que las murallas de Ávila son un libro que narra la cultura, las religiones y las costumbres de los pueblos que la habitaron desde los aguerridos vettones.

Ellos fueron los moradores más antiguos y de ellos viene el nombre de Ávila, por el nombre del pueblo vettón Obila, que los romanos rebautizaron como Abela cuando la colonizaron.

De los romanos aún pueden verse estelas funerarias usadas como piedras de la gran pared. Varias están próximas a la puerta de entrada frente a San Vicente, acceso desde el que puede subirse al camino de ronda.

La entrada a las murallas cuesta 5 euros. Si se van a visitar más lugares conviene comprar la Avila Card, que cuesta 15 y con ella ni tienes que aguardar la cola ni tienes que pagar para entrar en otros lugares interesantes. (La oficina de turismo donde la venden está también junto a San Vicente).

El recorrido por las murallas lleva una hora pese a no realizar el perímetro completo. Desde sus torres se contemplan unas vistas fabulosas de la urbe y sus alrededores, y en paneles que encuentras en el recorrido aprendes curiosidades sobre Ávila como la importancia de sus 9 puertas. Ésta no lo era por el número, sino por lo que se hacía en ellas. El simbolismo de las puertas, abriéndose para recibir con júbilo a amigos y buenas noticias, y cerrándose ante peligros y enfermedad las convirtió durante siglos en el lugar al que la gente acudía para firmar sus juramentos y compromisos.

relojavila

También en una de sus torres hay un reloj solar. Sirve al visitante para ver a través de sus horas Seguir leyendo

Entre microviñedos, vinos y amigos: Celler la Muntanya

2 ene

bodega_alicante_muro

Alguien salió de ella hace 50 años, cerró las puertas y la dejó dormida. Sumida en el tiempo intacto de los espacios ajenos a la vida, el viejo caserón de una de las primeras hidalguías de España, la de Alonso de Medina, se fue convirtiendo en una especie de pecio lleno de recuerdos sumergidos.

Así quedó, silenciosa, en Muro de Alcoy (interior de Alicante) hasta que sus puertas se abrieron al proyecto de Juan Cascant y Joan Toni Boronat. Una aventura que aúna los principios de la economía del bien común con la elaboración del buen vino, creando la bodega Celler de la Muntanya.

Se trata de una bodega que nació, según cuenta Juan, “jugando”. Entre dos amigos que se dedicaban a cosas ajenas al vino, se lanzaron a producir su primera cosecha con uvas cultivadas en microviñas (unas rescatadas del abandono y otras de los precios bajísimos que imponían a sus agricultores grandes bodegas). Para su sorpresa, obtuvieron muy buenas críticas.

Pensaron que sería la suerte del principiante y siguieron igual, con calma y sin pretensiones, hasta que en la siguiente obtuvieron aún mejor crítica. Entonces empezaron a creer que era verdad que tenían algo bueno y concluyeron que “era hora de aprender a hacer vino…”.

celler1

Diez años han pasado y a la bodega se han sumado -además del caserón- nuevos agricultores, colaboradores y enólogos, dando valor y chispa a los viñedos que antaño producían enormes cantidades de vino (antes de que la producción mudara a regiones más lejanas que supieron venderse mejor con las denominaciones de origen).

Rescataron la autóctona Malvasía, la Bonicaire, Mas de Botí y la Tintorera -esta última paradójicamente es posterior a la existencia del Cabernet en Alicante-, la Garnacha, la Monastrel y otras variedades con las que consolidaron un vino “sencillo”, el Minifundi, y fueron elaborando otros con más aplomo como Celler la Muntanya, Almoroig o el blanco Albir, cuyas botellas portan poemas valencianos.

La Cata la acompañan con un almuerzo alicantino a base de embutidos de la montaña, cocas y "pa de forner", hoy un pan de aceite riquísimo que antaño se utilizaba para enfriar el horno como una masa "pobre".

La Cata la acompañan con un almuerzo alicantino a base de embutidos de la montaña, cocas y “pa de forner”, hoy pan de aceite riquísimo que antaño era usado para enfriar el horno como masa “pobre”.

Los nombres de los vinos tienen un por qué. Minifundi, por ejemplo, ensalza la base de la bodega, la recuperación de pequeñas fincas para su producción. Es un vino que agrada a la mayoría de mujeres según comprobamos en la visita a la casa, Celler d’Alonso, desde la que parte la Ruta de les Microvinyes y en donde desde diciembre de 2014 organizan veladas de poesía y música.

Tras horas de charla y buen vino, brindamos por el futuro y nos fuimos a ver las viñas

La visita seduce Seguir leyendo

Tachán… Y llegó el balance bloguero del año

30 dic

Sin título-1

Seguía pensando si clickaba o no en la biografía que Facebook hace gentilmente de tu vida durante el último año, cuando de pronto me he topado con un email de WordPress diciéndome que ya ha hecho lo propio con mi actividad bloguera. Teniendo en cuenta que llevo casi medio mes sin escribir una línea, me lo he tomado como una llamadita de atención y he decidido escribir mi propio balance.

En cómputos exactos al parecer han sido 709 las imágenes subidas, pero ninguna corresponde a los post más leídos del año. Una pena, porque si he de ser sincera, las que más he disfrutado fotografiar han sido las de Boston -el artículo menos leído hasta ahora- entusiasmándome el estadio de los Celtics y el bar de Cheers mucho más que atardeceres, catedrales o montañas,

Dice además Wordpress que el blog ha sido visto unas 90.000 veces, pero lo más visitado fue escrito en diciembre de 2012 y durante 2013… Y vuelve a sorprenderme porque este año lo hemos pasado de fábula. Así que como las cifras a veces no muestran la realidad (como la macroeconomía), voy a citar ejemplos.

Hemos tenido la suerte de conocer Viena gracias a los billetes de avión de mi hermano Saúl y la confortable habitación de nuestro amigo Alberto. Visitamos por primera vez, en el centenario “trenet” de la Marina Baixa, unas piscifactorías romanas ubicadas en El Campello (Alicante). Intentamos bucear hasta el interior de un pecio imperial hundido en aguas de Villajoyosa. Subimos hasta la cima de la misteriosa montaña Puig Campana, en Finestrat, donde dicen que se avistaban OVNIS en los 80. En Madrid recorrimos una ruta verde que nos llevó en un periquete hasta el lago de la Casa de Campo. Descubrimos, gracias a una exposición de la Biblioteca Nacional, los orígenes del turismo  y un museo de lo más interesante, el de San Fernando (poco visitado por turistas). Encontramos en Tarragona la ciudad de la escapada perfecta. Nos embarcamos en Villajoyosa con los pescadores para vivir de cerca la procesión marinera del Carmen. Nos fuimos multicoloreados a bailotear por la playa de Levante de Benidorm en su desfile del Orgullo Gay y hemos terminado en diciembre de vinos…

Sí, sin lugar a dudas, ha sido un año de lo más emocionante, seguro que en 2015 lo más leído será lo fue escrito este 2014. ;-)

¡Feliz Año! Feliç Any!

Descubriendo una bodega en Villajoyosa: Mas de la Real

17 dic

https://www.youtube.com/watch?v=iYJ2AsLAzRM

Esta semana hemos descubierto la primera bodega de Villajoyosa. Sabíamos que en Sella, localidad hacia el interior de la montaña, hay desde hace algunos años viñedos de una casa llamada Mas de la Real, pero hasta que nuestro amigo Nazario nos invitó a una cata de la citada bodega, no descubrimos que produce el vino en Villajoyosa, cerca de casa y cerca del mar.

La bodega la puso en marcha en 2007 una familia muy conocida del municipio. Ana, una de las hermanas, nos atendió nada más llegar a la Jornada de Puertas abiertas organizada este lunes para explicarnos esta aventura en la que se embarcaron “sin tradición ni experiencia” pero con gran ilusión.

bodega

Plantaron 4.000 cepas pero sus primeras 500 botellas se extrajeron de uva comprada a otros viñedos. La limitada producción hizo que sirviera más para satisfacción personal y buenos recuerdos que para uso comercial. Creo que les animó lo suficiente para continuar y, aunque contrataron a un enólogo para las catas de las barricas, cada miembro de la familia implicado en la bodega empezó a formarse en una especialidad. Ana hizo un curso de trazabilidad, y un tal Ramiro, que sería quien luego nos acompañaría en la visita, “como es el más hippi se quedó a pie de la vendimia…”

Así, en 2008, el viñedo empezó a producir y con él las primeras botellas de una casa que ha encontrado la unión perfecta entre las variedades: Garnacha tintorera, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Shiraz y Marselan.  Seguir leyendo

Una novela para perderse por los Pirineos: El Viaje de Pau

14 dic
El Viaje de Pau en Montemayor del Río

El Viaje de Pau en Montemayor del Río

Hay libros que no llegan a uno por casualidad. Aguardan el momento idóneo para que te inspiren, para que te conmuevan, para no dejarte indiferente. Pueden no ser grandes bestsellers e incluso haber sido descartados editorial tras editorial… hasta que ven la luz gracias a la autopublicación. Es el caso de “El Viaje de Pau”

La novela llegó a mis manos hace cerca de un año. Llegó envuelta en emoción e ilusión, viajando sola de ciudad en ciudad gracias a los colaboradores a quienes la historia de su escritor nos caló pese a no conocerlo. En su periplo, el libro llegó a casa y lo llevé de turné por la comarca. Lo fotografié junto al casco antiguo de Villajoyosa, en El Paraíso, en un faro ubicado en un acantilado del Mediterráneo y entre souvenirs de Benidorm. Lo llevé de paseo pero, aunque me hacía reír, no pasé del tercer capítulo.

En cuanto empezó a ponerse serio lo dejé en la mesilla, relegado a momentos que no terminaban de llegar. He de reconocer también que hacía al menos un año que no leía un libro, limitándome a artículos de prensa, de blogs, el trabajo y a desconectar con la tele, de cervecitas… Eso sí, cada noche lo miraba antes de dormir.

En Cheers

En Cheers

Hasta que llegó el verano y con él las vacaciones. Entonces Pau cruzó el charco hasta Boston y después, llegó conmigo hasta la Sierra de Francia, hasta Montemayor. Supe entonces que no era yo, sino la novela, la que se hizo de esperar para que terminara leyendo su final frente a una montaña verde en un pueblecito sin wifi y casi sin cobertura.

Un lugar donde sentirse libre y dejarse llevar… Seguir leyendo

EcoInventos

Tu blog de gadgets ecológicos

carrersdevila

Projecte de recuperació de la memòria dels carrers i partides rurals de la Vila Joiosa (Alacant, Espanya)

Dulcería de Secretos

Cuéntame el tuyo

el próximo viaje

viajar con estilo

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Ramrock's Blog

Actualidad, opinión, humor, música, curiosidades...Politicamente MUY incorrecto.

★ Oh La La!

▲ Oh La La! Es un espacio lleno de arte, moda, curiosidades... ¡seguro que te gusta! ▲

Arte y Cultura en Gredos

Mucho más que montañas...

EVE Museografía

Diseño de Museos y Exposiciones

ATENEA

Aquarian Girl

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 710 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: