Se me escapó la noche de San Juan

Se me ha vuelto a escapar la noche de San Juan. Entre unas cosas y otras ha vuelto a esfumarse sin quemar deseos, sin bañarme en el mar, sin pedirle peras al olmo. Ya van dos años que me ocurre, pese a que era de las que se tomaba muy en serio estas noches. Eran un ritual que debía cumplir como fuera, tan obligatorio casi como comer uvas una vez al año. Debí leer en algún lugar un manual completo sobre cómo pedir cosas en San Juan e imagino que el primer año se me cumpliría alguna y por eso, desde … Continúa leyendo Se me escapó la noche de San Juan