Día en Roma

Roma en un díaRoma ni se hizo ni se puede ver en un día, pero saltándose el Vaticano, uno puede ver muchísimo en una sola jornada. Basta partir a primera hora -9.30 ‘va bene’- con energía y zapatillas cómodas. Así lo hicimos en dirección a las Termas de Caracalla (a unos 3 kilómetros del hotel), dentro de un itinerario que nos permitió ver catacumbas, circo, el Palatino, el Foro Romano, el Museo Capitolino, el Panteón y algún tesoro más. Y es que Roma es una ciudad para ver andando que además evita que el turista se deshidrate al estar llena de fuentes de agua potable. Con una botellita tienes agua para todo el día!

De camino a Caracalla, en la Piazza de San Giovanni, entramos en un  monumento que parecía una iglesia por fuera. Era la “Escalera Santa”, la que se supone que Jesús subió y bajó varias veces en el palacio de Pilatos el día que fue condenado a muerte. Hoy los fieles la suben de rodillas en silencio y devoción. La escalera fue traslada de Jerusalen a Roma en el año 325 por orden de Elena de Constantinopla y siglos después Sixto V la mandó apoyar sobre el “Sancta Sanctorum”, la antigua capilla de los papas (la «Sixtina» medieval). En total tiene 28 escalones de mármol, cubiertos de madera, y dicen que a través de unos agujeros se puede ver sangre de Cristo. O son muy pequeños o no se ven si uno sube a pie en plan turista.

Escalera Santa

Estatuas en lo alto de la Escalera Santa

Continúa leyendo «Día en Roma»