Amanecer en el Santuario Ibero de Villajoyosa durante el Equinoccio

los iberos y el equinoccio
Equinoccio Santuario Ibero La Malladeta. Villajoyosa. Imagen tomada en el equinoccio de Septiembre… en el de este fin de semana amaneció nublado 😦

Hay dos veces al año, en marzo y en septiembre, que se organiza en Villajoyosa un encuentro para ver amanecer sobre el antiguo santuario Ibero de la Malladeta. Las citas coinciden con el equinoccio, momento en que día y noche es igual en toda la tierra y a partir del cual, según el hemisferio, empieza a ganar terrero la luz sobre la oscuridad o viceversa. La cita de marzo, celebrada este fin de semana, marca cuando el Sol va ganando la batalla y por ello se cree que fijaba el primer día del Año Nuevo Ibero a partir del cual se elaboraba su calendario agrícola. Continúa leyendo “Amanecer en el Santuario Ibero de Villajoyosa durante el Equinoccio”

La Malladeta: Santuario íbero y palacete masón. Villajoyosa

Mallaeta, Malladeta, Villajoyosa, Vila Joiosa

En la entrada sur de Villajoyosa, muy cerca de la playa El Paraíso, se encuentra un cerro en el se ve desde la carretera un edificio que invita a imaginar cuentos de las Mil y una Noches. Su nombre es Villa Giacomina pero todos lo conocen como “la casa” o “el palacetede la Malladeta. Su estructura recuerda a simple vista a un pequeño palacio árabe, como alguna casa señorial de Sintra, pero no lo es. Fue construida en 1905 por un masón, amigo íntimo de Blasco Ibañez, llamado Alfonso, quien edificó tal villa en las tierras que compró su tío, Jose María Esquerdo, jefe del partido republicano en España y al que se considera padre de la psiquiatría moderna, y que construyó en la zona su psiquiátrico.

El doctor, sin embargo, edificó al final sus pabellones en la parte más baja, en El Paraíso (hoy desaparecidos), y en el cerro puso solo su oficina. Está a escasos metros de la casa y también confunde al visitante al simular una torre vigía de las que conformaban la defensa del Levante ante incursiones piratas en el siglo XVI.

La torre está además junto a un santuario íbero, que también podría pasar inadvertido a simple vista, dedicado a la Diosa Marte, construido entre 375 y 350 a. C., y abandonado cuando el emperador Vespasiano dio a la ciudad romana de Villajoyosa (Allon) la categoría de municipium en 73/74 d. C., convirtiéndola en la novena (y última) ciudad romana de lo que hoy es la Comunidad Valenciana.

Los tres elementos ya pueden visitarse con facilidad, ya que el Ayuntamiento de La Vila ha hecho accesible el recorrido y en breve planea poner poner paneles que hablen de la historia de cada uno, así como reconstruir algunos de sus elementos. Continúa leyendo “La Malladeta: Santuario íbero y palacete masón. Villajoyosa”