En Crucero a Santorini

Santorini

Hubo un tiempo, hace miles y miles de años, en el que los europeos de la etapa del Neolítico, también conocida como la Edad de la Piedra Nueva, se adentraron en el Mediterráneo hacia oriente y asentaron en la isla de Creta.

En ella fundaron una civilización que fue envidiada hasta por los faraones egipcios. Fue denominada “minoica” en honor al rey Minos de Creta, cuya historia es legendaria. Se trata del Laberinto del Minotauro, aquella en la que Poseidón, dios del mar, creó una criatura mitad bestia mitad hombre cuando Minos (hijo del dios Zeus y la princesa Europa)  mató el toro que no debía en el sacrificio que había de hacer al señor del Tridente por su ayuda en las cuitas por el trono. El dios del Mar, ofendido, hizo que la mujer del soberano, Pasifae, quedara prendada del bello toro blanco que su marido no mató, naciendo de ambos el Minotauro que durante años fue alimentado con sacrificios humanos hasta que Teseo, el del ovillo,acabó con él.

Aquella civilización de Minos tuvo un brillante comercio y una flota inigualable con la que colonizaron más islas próximas a Creta. Fue el caso, en el año 3.000 a.C, de la llamada Stronguilí (“redondo” en griego, forma original del lugar). Una isla que quedó en dos tras la erupción de un volcán en el año 1450 a.C. Una mitad quedó sumergida para siempre, y hoy hay hipótesis que dicen que fue la Atlántida. La otra mitad, con forma de media luna, se conoce hoy como Santorini, nuestra siguiente excursión con el Crucero. Continúa leyendo “En Crucero a Santorini”

Crucero. Día de Navegación hacia las Islas Griegas

De relax. Todo Navegación

Este es el día en el que no fuimos muy sociables que digamos. El barco, para quienes gusten las actividades grupales un pelín friquis, ofrece todo tipo de animaciones. A las 10.30 horas empieza un “Escondite”, llamado “Donde estás”, que nos perdimos porque recién desayunados preferimos ir a dormir otro rato. A las 11 horas nos perdimos también  “cuestión de narices”, algo que no sabemos en qué consistía, el Trivial de la Ruta y el taller de manualidades (no pudimos aprender a hacer cuencos con serpentinas….) Continúa leyendo “Crucero. Día de Navegación hacia las Islas Griegas”

Dubrovnik, el Crucero avanza por el Adriático

tore del reloj de dubrovnik

Desayunamos con calma, pues quedaba trecho para llegar a Dubrovnik  (Croacia) que está a 309 millas náuticas de Venecia. El primer día, de las tres excursiones que ofrecían -Gran Tour de Dubrovnik, “Dubrovnik al completo” y “Dubrovnik y paseo en barco”, habíamos reservado la segunda. No nos equivocamos.

Mapa de Dubrovnik

El puerto donde atracamos está alejado de la ciudad y con la excursión pudimos ir en autobús hasta ella (aunque siempre hay taxitas ansiosos en el puerto esperando  a los turistas). De camino paramos sobre el nuevo puente del río Dubrovnik para ver las vistas y tomamos fotos de la península de Lapad, el puerto de Gruz y el archipiélago Elafiti. Después, por la carretera de la costa, paramos una penúltima vez para ver en la distancia el casco histórico de Dubrovnik y sus impresionantes murallas medievales.

Dubrovnik

La última parada sería a sus puertas, en concreto junto a la de “Pile”, desde donde partiría la visita a pie por la Ciudad Vieja, desde la calle Stradun, una “gran vía” que está rodeada de edificios de finales del Renacimiento reconstruidos tras el Gran Terremoto de 1667. Bueno, tras el Gran Terremoto, y tras la terrible Guerra de los Balcanes. El día de San Nicolás, un 6 de diciembre de 1991, Dubrovnik, sufrió un ataque brutal por haber votado a favor de una república croata independiente de Yugoslavia. Durante meses fue víctima de un asedio por tierra, mar y aire que además de dejar muertos, dejó una ciudad llena de metralla. Para el 93, según estimó la UNESCO, se necesitarían más de 9 millones de dólares para rehabilitar lo destrozado. Continúa leyendo “Dubrovnik, el Crucero avanza por el Adriático”

Recomendaciones para un Crucero por el Adriático

Si alguien piensa hacer un crucero por el Mediterráneo o el Adríatico y no lo tiene claro, quizá por tener interiorizada la mítica serie “Vacaciones en el Mar”, que cambie el “chip”. Es lo mejor para visitar muchos sitios de la forma más cómoda posible. Te quedas con ganas de más, pero ves lo que querías y sabes, de primera mano, a qué sitio te gustaría regresar con más calma. Nosotros fuimos en octubre, mes que como septiembre estás sin niños a bordo (y está lleno de parejas con relucientes y nuevos anillos de casados). Durante el verano es perfecto en … Continúa leyendo Recomendaciones para un Crucero por el Adriático