De ruta por las fábricas de Chocolate de Villajoyosa (Alicante): dulces siglos de historia

museo-chocolates-valor

El origen de la fabricación del chocolate en Villajoyosa (Alicante) se remonta al siglo XVII, cuando marineros del pueblo practicaban el comercio de cabotaje en Cádiz y se proveían de salazones, almendras y exóticos productos de América como eran las mazorcas de cacao. Sin embargo, no fue hasta 1810 cuando se registró en el censo municipal el primer chocolatero, para hacerlo después, en 19840, la primera fábrica de cacao. Gracias a ello Villajoyosa fue pionera en exportación del dulce en la Comunidad Valenciana y hoy ofrece a sus visitantes una ruta turística por las fábricas que aún se mantienen en pie.

Aunque cada año  organizan rutas guiadas en un evento llamado “Xocolatísima”, que se celebra en agosto, la ruta puede hacerse por libre en cualquier momento del año. Las tres fábricas emblemáticas de la localidad ofrecen gratis sus propias visitas guiadas y disponen de exposiciones y una de museo.

Ninguna es, sin embargo, la primera que surgió. Aquella se llamó “La Perfección” y era de un vilero llamado Agustín Vinaches. Tras él, el número de fábricas se incrementó hasta computarse 29 en 1937. Además de exportar la producción por mar, gracias a su puerto marítimo, vivían de su venta ambulante por el territorio valenciano, Murcia, Barcelona, la meseta sur y Andalucía oriental. Su venta la realizaban en carro, puerta a puerta, en sacas conocidas con el nombre de “botanes”.

Hoy las tres fábricas que pueden visitarse y que siguen activas son Chocolates Pérez (única fábrica que mantiene su producción artesana), Chocolates Valor y Clavileño.

chocolates_perez_villajoyosa

La fábrica de Chocolates Pérez es pequeña. Pidiendo cita puedes contar como guía con el nieto de quien la puso en marcha en 1874. En mi visita, en una edición de la Xocolatíssima, nos explicó el tueste del grano de antaño, turnándose los chocolateros para usar el horno del pueblo, y la aparición de molinos de granito manuales, los de tracción animal, gasóleo y eléctricos, y “La Concha”, máquina inventada por Rodolf Llind (el de la famosa fábrica suiza) para homogeneizar el chocolate.

En la ruta aprendes también cosas sobre las propiedades benéficas y curativas del que fue el “regalo que el Dios Quetzalcóatl dio a los hombres”. Así lo muestran en el Museo del Chocolate de la fábrica Valor.

La fábrica es la más importante del municipio. Da trabajo a más de 300 personas y creó su propio museo en una casa antigua de campo en 1998 que abre a diario y los sábados. En él dan a conocer el proceso de elaboración de este alimento, muestran una singular colección de maquinaria de esta industria, así como envoltorios y artículos de comienzos del siglo XX  y a su entrada pueden verse plantas de cacao en un pequeño invernadero. También cuenta la historia de las cinco generaciones de la misma familia que han estado al frente de la fábrica y al final del recorrido te invitan a degustar gratis algunos de sus bombones de autor.

chocolates_clavileno_villajoyosaLa última fábrica está en la otra punta de la localidad, a su salida en dirección al puerto. Es Clavileño, abrió hace más de 130 años y ofrece entrada gratuita con degustación gratuita mañanas y tardes de lunes a viernes.

La fábrica también ha musealizado una de sus salas para mostrar su molino manual de granito, balanzas romanas, mortero de piedra, peladora de almendras, molinillo de azúcar.

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s