The show go on Benidorm

Elvis en Benidorm

Suena “I love you baby” de Frank Sinatra con ese tono de smoking, bufanda blanca, gomina y champán que caen al paso de los acordes. La sala Palladium está casi llena en una noche de frío invierno de Benidorm. Sus clientes son británicos, más en la “cuarta” edad que en la tercera. Llegan expectantes a pasar un buen rato en este establecimiento que emula las viejas cantinas, aquellas en las que siempre había un piano a mano para que lo tocara quien quisiera, y de las que años después surgirían los caraokes. Los hombres visten ropa más informal. Ellas llevan estampados pañuelos que cuelgan abiertos desde el cuello al pecho como se estilaba en los 80. A la hora, aparecen en la sala Fred y Yudith, otra pareja de jubilados (en su país) que en Benidorm está más que activa. Desde hace diez años actúan juntos. Él piano, ella voz. Se conocieron en un bar británico de la ciudad, “The new life”, y en él empezaron su nueva vida, ganándosela en el interesantísimo y único ambiente que puede encontrarse en la “Zona Guiri” de esta capital de los rascacielos del levante español.

benidorm morgan tavern

Y es que en Benidorm hay una encrucijada de calles donde, como decía Freddy Mercury, “the show must go on”. El cabaré sobrevive de tal forma que en un radio de cien metros uno puede encontrar abiertos, cada noche, y en plena temporada baja, pubs en los que se suceden actuaciones de cantantes, imitadores o humoristas a un ritmo digno del televisivo programa “Tú si que vales”.

Eso sí, todos los espectáculos -donde los de imitadores triunfan- son por y para británicos, aunque el español es también bienvenido. A éste no se le ve pese a que muchos de los empresarios que gestionan estos locales lo son. Junto con los que llevan pubs y restaurantes para el turista español y el residente, conforman el gremio que está en contra del “todo incluido”  por poner en peligro un espectáculo que no se encuentra fácilmente y que en este Benidorm lo puedes hallar a cada paso a precios populares.

Stardust

En el “Stardust”, otro cabaré cercano, un humorista escocés, Tony Scott, tiene el local bastante lleno. En temporada alta el local llega a contratar hasta 7 actuaciones diferentes en una noche. Lo mismo ocurre en “The Town”, local vecino donde un cómico realizaba a la misma hora su espectáculo después de haber calentado la sala un Elvis revivido. En el “Western Saloon” se da más el “Country”. Pero nada como el ambiente del “Morgan Tavern”, un garito convertido en galeón pirata donde puedes ver cantar primero a un dúo muy lésbico seguido de un trío pechugón cuyas cantantes van vestidas de monjas.

El chaplins, Benidorm

Pero hay más. Está el Chaplin’s, el Rock Star también muy cerca… Y en la playa, el Heart Break, el Daytona… Es la ruta de una ciudad que no descansa.

Sister Act Benidorm

4 thoughts

  1. Benidorm, no sería Benidorm sin estos sitios, y sin su buen tiempo. Son buenísimos para la salud porque invitan al baile y a la risa, 2 terapias estupendas para los que no somos tan jóvenes !!!

  2. Encantado con tu relato , y no hay nada mejor para benidorm que una buena crítica, pero si sacas una foto dentro de un local al menos menciónalo . Has nombrado todos los locales habidos y por haber, pero justo el de tu primera foto no.

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s