Una tarde en Florencia

Florencia

Florencia es una de esas ciudades en las que uno puede imaginarse viviendo. Tiene un tamaño pequeño y una estética poco común en la que se respira el esplendor de su pasado, cuando fue cuna del Renacimiento, sede del arte, centro neurálgico de la vida social y política. Nombres ilustres han forjado su historia, desde los Medicci, Dante Alighieri, Petrarca y Boccaccio, Galileo Galilei… y no nos olvidemos que en esta ciudad nació Leonardo da Vinci. Por ello como mínimo uno ha de dedicar dos días para visitar la ciudad. Nosotros, a buen paso, lo hicimos en día y medio dándonos tiempo a ver el palacio de los Medicci, Il Duomo, Il Baptisterio, la Torre de Giotto, las galerías donde está el David, la de los Uffizi…

IMG_6152fadfaf

Para llegar a Florencia desde Roma volvimos a tomar el tren, asegurándonos también una reserva en un hotel que no estuviera (en Florencia) muy lejos de la estación. Tomamos el Intercity 590, en primera clase, a 79 euros el pasaje para dos. Partía de Roma a las 12.36 y llegaba a Firenze a las 15.37. El trayecto no se hace pesado viendo el paisaje y leyendo. La llegada a la ciudad del Renacimiento es mucho mejor que la llegada a Roma.

Bajamos en la estación de Santa María Novella, que era la más próxima a nuestro hotel, el San Giorgio&Olimpia Florence. Un establecimiento viejo y bastante decepcionante por el que nos cobraron 69 euros la noche. Lo único bueno era que estaba a un paso andando de todo…

IMG_6218

IMG_6220IMG_6222Dejamos bártulos y nos fuimos a la Tourist Office más próxima. Una vez más fuimos mal atendidos. Lo único que nos ofrecieron fue comprar la Tarjeta de Firenze Card por 50 euros que sin embargo no incluye entrada a algunos de los lugares que queríamos ver. Pasamos de comprarla y nos fuimos a callejear por el casco antiguo de Florencia.

Así llegamos hasta la Galería de la Academia, un museo obligado, pues en su interior está el David de Miguel Ángel que se supone es el hombre perfecto. La entrada costaba unos 6 euros, pero salió gratis (creo que era porque era un martes especial) y dedicamos al menos una hora a visitar este lugar en el que te daban ganas de hacerte restaurador de esculturas.

IMG_6128dsfa

Después fuimos a ver la residencia de los Medicci, que nos desilusionó bastante. Creo que imaginábamos un palacio y el sitio está como reconvertido en oficinas o algo parecido. Pululamos por sus salas, vimos una exposición fotográfica de indios americanos en la planta baja y nos fuimos de cervezas…

IMG_6121ljklhkh

… así, hasta ver anochecer en el Ponte Vecchio, el más antiguo de la ciudad, que básicamente -de noche- es una calle sobre el río. Aquel día, tocaba un grupo callejero que animó bastante la velada.

IMG_6191dadfa

Después callejamos disfrutando de la noche de Florencia hasta toparnos con un jabalí dorado del que no sabíamos nada. Resulta que daba suerte si le tocabas el hocico, así que tocamos el morro del “Porcellino” (ubicado en la Piazza del Mercato Nuovo), y fuimos a buscar un lugar donde cenar.

IMG_6208kkhkhkj

Elegimos una de las terracitas de la zona, una Tratoría. Degustamos algo de comida local y fuimos al hotel a coger fuerzas para el día intensivo que nos esperaba al amanecer.

IMG_6202jñlj

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s