Aqualandia, quien tuviera 20 años

Aqualandia

Hay muchos momentos, cada vez más, que le recuerdan a uno que hace casi dos décadas dejó de tener 20 años. Hoy, en mi visita al parque acuático Aqualandia de Benidorm, por trabajo, ha sido uno de ellos. Hacía un frío que pelaba porque, pese al espléndido sol, el viento que bajaba de la sierra era gélido. Aún así  miles de locos adolescentes pululaban felices en cueros con sus cuerpecillos flacos, con granos y aún blancos, como si el verano ya hubiera empezado…

toboganes

Eran las 9.45 horas cuando el complejo abría sus puertas y ya tenía más de 2.000 jóvenes frente a ellas ávidos de diversión acuática. A las 12 habían tomado posesión de las atracciones del parque acuático más grande de Europa, y creo que el más veterano de España. Porque hasta Aqualandia, con sus 28 años cumplidos, hace tiempo que dejó la adolescencia, aunque lo disimule con tanto jolgorio. Donde más había, por cierto, era en un megatobogán de 30 metros de altura con una inclinación vertical que no la sube Tom Cruise en Misión Imposible.

Tras visitarlo seguí, en buena compañía, guiada por el parque imaginando a cada paso: “si tuviera 20 años…”. Y me venían a la mente mis amigas, sus novios, mis amigos y hasta yo misma, con esa edad en la que piensas que lo peor que te puede pasar es que se te descoloque el bikini y se te vea una teta.

apertura aqualandia

Ay… qué tiempos. Luego, ya me veía en otra pose. Relajada en una tumbona junto al yacuzzi gigante… de lujo de cuarentona. Y aún hay más. Mis preguntas para el reportaje: cuánta gente se contrata cada verano, la cualificación de los socorristas, inversión en la renovación de atracciones, etc. Vaya, nada de lo que hubiera preguntado hace 20 años, que seguro que me hubiera dado, no sé, por preguntar si alguien tiene un récord mundial en tirarse sucesivamente, por ejemplo, del tobogán gigante. Cosas de la edad, que decía “Modestia”.

6 thoughts

  1. Suerte de los que tenéis casi cuarenta, que podéis recordar esos toboganes en las piscinas, porque los que pasamos los sesenta, no tuvimos la suerte de disfrutarlos al no existir en nuestra juventud. Simpático video acorde con la narración…

  2. Bonita reflexión. Cuando yo me iba de vacaciones con mi familia siempre me escapaba y solían encontrarme relajándome con los jubilados que vacacionaban por ahí. Creo que nunca tuve “veinte años”. Mi familia bromeaba diciendo que nací de 65.

  3. No hay nada más agradable que pasear cuando se es joven y disfrutar de lo que ofrecen los diferentes lugares y más cuando ya han pasado algunos años volver a esos mismos lugares y recordase los tiempos dejados atrás

    1. Qué casualidad que lo menciones desde un lugar al que siempre me he querido volver, la maravillosa isla de San Andrés. Estuve con 18 años y no he visto nada igual. Los mil y un colores del mar entre la isla y la pequeña Johnny Cay, la gente afable y cercana, la piña colada… Un Caribe inolvidable de un país al que tengo especial cariño, la preciosa Colombia. Allá donde uno no podía decir “culo”, pues era mal sonante, y en su lugar había de decir “cola”, que en España está en la parte de delante 😉 Gracias por recalar en mi blog y por escribirme.

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s