Terra Natura Benidorm: animales y parque de tirolinas con zona de pic-nic para toda la familia

Una buena opción para pasar un día de especial en familia es visitar el parque Terra Natura de Benidorm. Nosotros lo hemos hecho aprovechando una oferta de una  plataforma on line que ofrecía el pase de día a mitad de precio, tras llevarnos el chasco de que el parque, a diferencia del que lleva el mismo nombre en Elche, no ofrece descuentos para familias acogedoras.
Llegamos sobre las doce y media de la mañana en coche (el parking cuesta 5 euros el día), y decidimos perdernos un “espectáculo” con un tigre, para el que había una cola enorme, para empezar la visita por el camino que menos gente elegía.
La verdad es que el parque está bastante mejor de como lo vi hace unos años. El paseo por los senderos es agradable, con sombras, y en las proximidades de cada una hay sitio para sentarse.
En los que hay junto a la parcela de los elefantes aprovechamos para almorzar los bocatas que preparamos para la ocasión. Aunque este parque de Benidorm tiene establecimientos de restauración, permite el acceso con comida y bebida, lo que se agradece cuando vas con tres niños porque si no te cuesta una pasta.
Tras nuestro almuerzo continuamos viendo los animales de Asia, aprendiendo gracias a los paneles que hay dispuestos en cada lugar con curiosidades de cada uno. Aunque pensaba que a los niños les iba a entusiasmar, lo cierto es que no terminaron de estar realmente extasiados hasta que no pudieron desfogarse un poco en una zona donde, además de haber mesas y bancos para pic nic, hay  tirolina y una estructura enorme de pasarelas por las que sentirse como un explorador.
Las hay para todas las edades y también tienen acceso a un pequeño parque con columpios para los más pequeños. Además, hay explanada de césped que en nuestro caso usamos para jugar un rato a lo que en mi cole llamábamos “el bate” hace mil años, que no es más que imitar una carrera de béisbol lanzando la bola con cualquier cosa.
Tras la zona de pic nic fuimos a la del Mediterráneo, donde por un eurillo puedes comprar al acceso un poco de maíz, y así conseguir que los gamitos y animalillos se te acerquen para que les alimentes, algo que también puedes hacer al final del parque, en el aviario.
Una vez visitado el parque, sobre las cinco de la tarde, merece la pena pillar el teatrillo de títeres para descansar un poco al fresco antes de partir a casa.

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s