Cenando con Robin Hood en el castillo medieval de Alfaz

Saben que verán a Robin Hood, saben que van a cenar en una fortaleza y saben que hay soldados medievales apostados en lugares estratégicos de la entrada. Lo que ignoran –como los padres- es la intensidad de las emociones que les aguardan en la oscuridad de la inmensa sala del Castillo Lionheart del Magic Robin Hood de Alfaz del Pi (junto a Benidorm).

La familia real, con sus trajes medievales, dan la bienvenida al visitante tomando la instantánea del momento de la entrada. Tras unas gruesas cortinas, la oscuridad da paso al graderío que flanquea una pista central de arena sobre la que hay estandartes, acotada en un extremo por un bosque y en otro por lo que simula ser la torre del castillo.

Los mesoneros invitan a sentarse a los comensales en bancos corridos sobre mesas en las que, a la antigua usanza, tienes que ir pidiendo a los de al lado las jarras con las bebidas que reponen generosamente de manera continua. Una vez sentados, te dicen el bando a quien perteneces. Por él –Rojo o Verde- tendrás que gritar y vitorear durante todo el espectáculo.

Hasta entonces los más pequeños lo miran todo con curiosidad, incluso con cierto miedo el pequeño por lo desconocido del lugar, hasta que hacen su aparición los protagonistas sobre imponentes caballos engalanados para la batalla.

Hay luchas y combates, hay pasajes de Robin Hood conocidos y otros que han sido modificados para la ocasión. Hay humo, hay carreras y flechas de velocidad imposible y final certero que dejan a los niños pensando durante días en las horas y jornadas que habrá estado practicando el arquero para tener tanto tino…

La intensidad con la que viven todo es tal que cuando van sirviendo el caldo, los muslos de pollo y las costillas se les van quedando fríos en el plato por no quererse perder ni un minuto de la contienda. Y eso pese a comer de la manera que más les gusta: todo con las manos.

Finalmente, tras aclamar, comer, aplaudir, reír y llevar puesto en todo momento las coronas amarillas como auténticos reyes, el espectáculo termina con todos los personajes en la zona central, calmando los  ánimos a los más pequeños que no se terminaban de creer que a los que “mataban” los mataban de mentira. Por el nuestro, que tanta lucha le dio algo de miedillo, no bajamos con los mayores al foso del terror al que te invitan tras la cena. La próxima vez lo intentamos…

De momento, hemos disfrutado un montón con uno de los primeros pases de esta temporada del Magic Robin Hood, que recomendamos como planazo de sábado noche para ir con niños.

Datos de interés: Hay que ir en taxi o vehículo privado al estar ubicado entre Benidorm y Alfaz del Pi sin una parada de autobús cercana (que sepamos). El espectáculo empieza a las 21 horas y de momento solo se hace uno a la semana, aunque en verano lo hacen también más días.

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.