Fitur: De Asia a América. 1981-2014

fitur 2014Hace más de 30 años el mejor alcalde que ha tenido Madrid, Enrique Tierno Galván, inauguró Fitur. Aquella primera Feria Internacional de Turismo de Madrid surgió un año después de la creación de IFEMA, siendo presidente de honor el rey D.Juan Carlos y celebrándose en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, muy lejos de donde está hoy.

Era Fitur una feria con grandes aspiraciones pero lejana a los egos y derroches que llegarían después. Era un lugar alucinante que invitaba a soñar despierto… al menos para mí, que apenas era una niña cuando lo visité por primera vez, días después de pasarlo bomba en la desparecida Juvenalia (la feria de la juventud de IFEMA), que se celebraba en las mismas instalaciones.

Mis visitas a Fitur eran casi un ritual. Por entonces no cambiaba de fecha como ha pasado en los últimos años. Por entonces siempre coincidía con mi cumpleaños y por eso siempre terminaba celebrándolo allí. Iba los fines de semana, cuando se abrían sus puertas a la “plebe”, a los turistas en potencia que nos lanzábamos a recopilar posters y pegatinas de lugares donde jamás habíamos estado y donde -posiblemente- nunca llegaríamos a estar. Y es que con un poquito de imaginación, podías pasarte el día viajando de Asia a América tan contenta.

1993-raquel fitur (2)

Después Fitur pasó a ser lugar de trabajo. Para sus stands fui desde azafata de vuelo hasta agricultora colombiana. Eran los 90 y el “otro” mundillo de Fitur tomaba fuerza. Terminabas con los bolsillos llenos de invitaciones a fiestas en discotecas de Madrid, que principalmente aprovechaban aquellos que venían de fuera, con la excusa de “vender su destino”, con la verdadera intención de pasar noches de parranda.

1993-raquel fitur (1)Tiempo después, tras años viajando de verdad, “regresé” a Fitur en la distancia. Lo hice desde la Costa Blanca viendo los preparativos para acudir a la feria de alcaldes, concejales, señoras y familiares… todos a cargo de sus Ayuntamientos. Políticos y asesores que tenían tanta idea de turismo como Ana Botella de hablar inglés, acudían gastando grandes cantidades de dinero ajeno en promocionar, a veces, lugares sin apenas alojamientos turísticos o que no eran nada por si solos. Incluso la Diputación de Alicante organizaba cenorrios para esos alcaldes y concejales, gastándose el presupuesto en autobombo en vez de en promoción.

Finalmente llegó la crisis. Con ella dejaron de viajar cuadrillas de concejales a Fitur. Dejaron de ir todos por libre. Desde que la crisis creció, ya se venden todos bajo un solo stand. Empiezan a volver a ir quienes van a vender en vez de a venderse y, los fines de semana, regresan al hogar.

Entonces, sábados y los domingos, Fitur vuelve a ser lo siempre fue: el paraíso de los buscadores de destinos. De los que disfrutan tanto de los viajes como de los meses en los que los preparan. De quienes imaginan que pueden viajar entre continentes saltando de stand en stand.

Roberto

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s