Orígenes del Turismo en España. Madrid

historia turismo biblioteca nacional

Son mucho más que folletos y carteles. La exposición que la Biblioteca Nacional mantiene hasta el 18 de mayo es un auténtico viaje a través del tiempo. En abril, al poco de inaugurarse, hablé de su contenido en el blog cuando aún no había podido verla. Hoy, tras la oportuna visita, puedo decir que te adentras en un mundo que parece irreal. Un mundo en el que España fue ajena al turismo, una época en la que comenzó a tontear, como una novata, con su principal industria. Y es que en el siglo XVIII este era un país para viajeros osados que se arriesgaban a vérselas con bandoleros y terribles comunicaciones, mientras en otros lugares los europeos viajaban confortables durante meses o años para disfrutar con sus “grand tours”, los grandes viajes que dieron concepto a la palabra “turismo”.

Aquella España de decadencia es la que se aprecia al inicio de la exposición con un grabado de una ruina de Alhambra hasta la que algunos intrépidos e intelectuales ingleses lograban llegar con dosis de inconsciencia. Británicos gracias a los cuales se irían escribiendo, durante el XVIII y XIX, los primeros libros de “contenido turístico” de nuestro país, como Richard Ford (Hand book of travellers of Spain) o George Sand, pseudónimo de la autora de A Winter in Mallorca.

Aquellos primeros libros, junto a los primeros mapas, que ellos mismos perfilarían, se ven junto a un “pasaporte de interior” que debían presentar ante las autoridades. Al parecer se empezó a entregar ante el creciente interés que los europeos fueron mostrando en descubrir nuestro inhóspito país. ¿El motivo? El romanticismo y lo que hoy llamaríamos “La Roja“. España se había resistido de forma heroica a la invasión francesa y, aunque el país terminó invadido, los españoles no pararon de dar guerra haciendo que los de fuera quisieran saber cómo era el país de esos hombres de coraje que inspiraban grandes relatos… (se cuenta que hasta un escritor al que apodaron “Jorge El Inglés” decidió vivir junto a bandoleros para conocerlos mejor).

primera aerolínea de EspañaEl viaje a través del tiempo llega a los avances en el transporte entre 1855  y 1920. Primero, los grandes y lujosos cruceros (el Reina María Cristina era de la Compañía Trasatlántica Española y hacía el trayecto entre Santander y Southampon); tras la Gran Guerra, las primeras líneas aéreas civiles (la primera española, en 1921, enlazaba Sevilla y Larache, que aún era español (no era Iberia sino Líneas aéreas postales), y luego los avances en el ferrocarril y las carreteras. Esto último promovido sobre todo por la reina. Gracias a la psoriasis de Isabel II la gente comenzó a buscar la playa para sus descansos. Los médicos se lo recomendaron para que mejorase en su dolencia y de ahí surgieron las casas de baño y los balnearios, sobre todo por el norte de España (asidua a visitar el Cantábrico).

La exposición muestra las etiquetas de los hoteles de la época, los menús del balneario, los orígenes del turismo pensado como algo “sano” y por supuesto los carteles y las fotos que muestran aquella época en la que uno se vestía para ir a la playa. En uno de esos carteles, como curiosidad, se cita como reclamo publicitario del norte de España que estaba “a solo 18 kilómetros de Francia”… Cuentan que hasta Channel paseó por San Sebastián sus sombreros.sansebastian

turismo1De la playa la exposición pasa a los grandes paisajes y los clubs alpinos, rutas de montañismo y la aparición de los primeros sindicatos dedicados a la iniciativa turística, impulsando los museos monográficos por toda la geografía española. Y por supuesto, llega con el siglo XX con la aparición de la Comisaría Regia de Turismo y el Patronato Nacional de Turismo, en manos de la Monarquía. Instituciones que al fin comenzaron a tomarse en serio el valor del turismo creando la red de paradores y las oficinas de turismo en grandes ciudades como Nueva York (cuya foto de la época se encuentra entre folletos y documentos ya amarillentos).

Promoción del Turismo durante la II República
Promoción del Turismo durante la II República

Lleva después el viaje a la II República. A un progresismo nunca visto antes en España y que hacía pensar que toda promoción turística desaparecería por haber estado en manos monárquicas y ser una “afición” para clases ricas. Nada más alejado de la realidad, gracias a prensa y carteles puede verse cómo la República se volcó en el turismo haciendo que por primera vez su gestión quedara en manos del Estado, aumentando la protección y promoción del patrimonio nacional hasta el punto de incluir breves películas sobre los destinos españoles que se emitían antes de las películas en los cines… lo que da que pensar si no sería el turismo el germen del posterior nodo.

primera exposición realizada en Londres sobre España como destino turístico

Pero llegó la guerra. Todo parecía haberse paralizado y ambos bandos destruían patrimonio según simbologías y creencias. El interés por el turismo, sin embargo, tampoco desapareció esta vez. El bando franquista puso en marcha rutas de guerra y paseos para turistas por las zonas conquistadas a la República. Después, llegó la impresión del águila a los viejos folletos. Y mucho tiempo después, el “Spain is different” de un jovenzuelo Fraga. Ahí termina el Grand Tour al que invita -la entrada es gratis- la Biblioteca Nacional hasta la semana que viene.

Oficina de Turismo de España en Nueva York
Oficina de Turismo de España en Nueva York

 

 

 

 

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s