Descubriendo una bodega en Villajoyosa: Mas de la Real

https://www.youtube.com/watch?v=iYJ2AsLAzRM

Esta semana hemos descubierto la primera bodega de Villajoyosa. Sabíamos que en Sella, localidad hacia el interior de la montaña, hay desde hace algunos años viñedos de una casa llamada Mas de la Real, pero hasta que nuestro amigo Nazario nos invitó a una cata de la citada bodega, no descubrimos que produce el vino en Villajoyosa, cerca de casa y cerca del mar.

La bodega la puso en marcha en 2007 una familia muy conocida del municipio. Ana, una de las hermanas, nos atendió nada más llegar a la Jornada de Puertas abiertas organizada este lunes para explicarnos esta aventura en la que se embarcaron “sin tradición ni experiencia” pero con gran ilusión.

bodega

Plantaron 4.000 cepas pero sus primeras 500 botellas se extrajeron de uva comprada a otros viñedos. La limitada producción hizo que sirviera más para satisfacción personal y buenos recuerdos que para uso comercial. Creo que les animó lo suficiente para continuar y, aunque contrataron a un enólogo para las catas de las barricas, cada miembro de la familia implicado en la bodega empezó a formarse en una especialidad. Ana hizo un curso de trazabilidad, y un tal Ramiro, que sería quien luego nos acompañaría en la visita, “como es el más hippi se quedó a pie de la vendimia…”

Así, en 2008, el viñedo empezó a producir y con él las primeras botellas de una casa que ha encontrado la unión perfecta entre las variedades: Garnacha tintorera, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Shiraz y Marselan. 

Mas de Sella

La primera producción con su propia uva la iniciaron en su casa con depósitos de 3.000 litros. Después, ya empezaron en Villajoyosa. Según contó Ramiro, la recolectan temprano, cuando ya se ha ido el rocío y aún no hace calor, y bajan la uva como si fuera cristal, en cajas pequeñas y a 7º de temperatura. Una vez en ella, empiezan todo el proceso, el cual nos narró mostrándonos las distintas máquinas que han adquirido estos años, además de ilustrarnos sobre la vid y la uva, sobre términos como “sombrero” o “nanoproteínas en suspensión” que más parece algo de ciencia ficción… y de los ácidos, las barricas y cómo una hecha de Roble Francés en Madrid, no da el mismo olor que si se ha hecho en Navarra. La madera también se lleva el aroma del lugar.

Con Mariángeles acabamos la jornada con cata de sus vinos, acompañada por un potente queso y longanizas de la montaña alicantina. El Mas de Sella 2012 es perfecto para cualquier ocasión, equilibrado y correcto. Pero el Mas de Sella Carrerò son palabras mayores. Dicen que hay que dejarlo respirar sin prisas y, una vez oxigenado, es un vino para disfrutarlo solo. Largo y muy vivo.

Los vinos se adquieren en pequeñas vinacotecas o por encargo directo a la casa. Yo voy a recomendar la de mi amigo Nazario, Especialitats Lloret (al fin y al cabo fue quien nos invitó 🙂 )

Comentarios o sugerencias?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s